Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 12 de febrero de 2012

La final de Copa en el Bernabéu, pero siempre

Siempre he pensado que España es un país propicio para las polémicas estúpidas, que son aquellas que solo existen en nuestro país, vaya usted a saber por qué.

La última de ellas no es otra que la de decidir la ciudad y el estadio donde debería jugarse la final de la presente edición de la Copa del Rey de fútbol, que enfrentará a los dos equipos "coperos" por excelencia, el Athletic Club de Bilbao y el Fútbol Club Barcelona.

La lógica dice que el partido debería celebrarse en Madrid, por ser una ciudad que viene igual de bien o mal a ambas aficiones, y en el estadio Santiago Bernabéu, por ser el de más capacidad de la capital, lo que permitiría que ningún aficionado de los clubes finalistas se quedase sin poder asistir a la final, como sucediera en la edición de 2009, que se disputó en Valencia entre los mismos contendientes y en la que numerosos aficionados bilbaínos se quedaron sin poder asistir a la final debido al menor aforo de Mestalla.

Sin embargo, al Real Madrid, que es el propietario del Bernabéu, no le hace mucha gracia la cosa, ya que no le apetece que el Barça celebre un título en su estadio (cosa que ya sucedió en 1997 cuando el Barça ganó la final de la Copa del Rey al Betis) y no se olvida de que en 2004 el Barça negó su estadio para que albergase la final de aquella edición, que enfrentó al Madrid y al Zaragoza.

Como creo que el Madrid no tiene que imitar las pequeñeces de equipo provinciano que de vez en cuando tiene el Barcelona y como entiendo el pesar que Florentino Pérez o cierto sector de la hinchada madridista pueda tener, creo que la mejor solución es que el Madrid ceda su estadio y firme un acuerdo con la Federación para que la final de Copa se juegue todos los años en Chamartín, con independencia de quien sea el finalista.


De hecho este el sistema que existe en la mayoría de países de nuestro entorno (Francia, Italia, Inglaterra o Portugal, por ejemplo) donde tendrán otras polémicas, pero no dan lugar a discusiones estúpidas y la final de Copa se disputa siempre en la capital del país. Para ilustrar cuán ridículos podemos llegar a ser los españoles trasncribo una conversación que tuve hace poco con un amigo italiano al respecto.

- "Renato", (dije yo) "¿la final de Copa de Italia se juega siempre en el Olímpico de Roma?"
- "Claro", me respondió él, sin entender muy bien a cuento de qué venía mi pregunta.
- "¿Aunque llegue la Roma a la final?"
- "Eh, sí, ¿cuál es la capital de Italia? Roma. Si quieres ganar la Copa de Italia, tendrás que ir a la capital a jugar la final, digo yo, ¿no?"

Ante la lógica aplastante de la argumentación de mi amigo Renato, (forma de pensar que a bien seguro comparte con el 90 por ciento de sus compatriotas) la conversación se terminó, confirmando mi impresión de que en España damos cobijo a estupideces sin igual.

Así que nada Florentino, aquí tiene una propuesta para quedar como un caballero con todo el mundo. Se la cedo gratis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario